Los Sitios de La Cocina de Pasqualino Marchese

 

Me alegro muchísimo poder presentar los hornos de barro realizados por algunos de los visitantes de

La Cocina de Pasqualino Marchese

Los agradezco a todos

 

 

El horno de Jorge González en Perú   El horno de Ricardo Girolimi en Neuquén, Argentina   El horno de Enrique Carlos en San Clemente del Tuyú, Argentina   El horno de Heriberto Formica en Ciudad Evita, Argentina   El horno de Miguel Ángel de Canelones, Uruguay   El horno de Miguel Bernárdez de Ourense, España   El horno de la familia Fahn de Bahía Blanca, Argentina   El horno de Germán de Punta del Este, Uruguay   El horno de Héctor Maselis de Valentín Alsina, Argentina   El horno de Beto Conca   El horno de Rubén y Walt de Las Vegas, USA   El horno de Sergio Memoli  en Junin, Argentina    El horno de Luis Humberto Gómez Yepes en el municipio de Guarne, Antioquia, Colombia    El Horno de Hernán Chanove, en Arequipa, Perú

 

 

El horno de barro de un hermano americano

De un mensaje recibido el 23 de enero de 2003:

  • Amigo mío, si no es molestia, quisiera me detallaras (planito incluido, la forma de confeccionar un horno de barro). Sí, la verdad me dirás que está en la página, pero te agradecería sobre manera me lo detallases un poco más. Yo se que lo que te pido es algo complicado pero para que estamos los hermanos latinos del Perú; te prometo trato reciproco con cualquier inquietud parecida que tengas.
    Un abrazo, chao, Jorge González

Respuesta de Pasqualino el 24 de enero de 2003:

  • Estimado Jorge, el horno de barro no fue construido por ingenieros o arquitectos... Lo construyeron hombres intuitivos de nuestras tierras con lo que tenían a mano.
    Eran hombres de la "Edad del barro". Hacían ladrillos cocinados y como argamasa empleaban barro solo o mezclado con paja y bosta de animales. Así que, amigo peruano, hermano americano, hay que volver a nuestros orígenes, a nuestra antigua y milenaria civilización, a nuestros primitivos rebusques para cocinar u hornear. Tenemos orígenes, sabemos y podemos construir un horno de barro.
    Es volver a nuestra niñez, cuando construíamos castillos de arena en la playa, o, en tu caso, quizás, en tierras adentro, casitas de barro...
    "Entonces: empieza a establecer una base donde apoyar el horno. Puede servirte de la tecnología moderna... ladrillos, cemento, arena, piedritas...para hacer una loza. Después aislará con vidrio de botellas rotas mezclado con arena, y cubrirás con ladrillos de los más perfectos. Con arena mojada o tierra mojada moldeá una cúpula y comienza a echar la primera hilera de ladrillos alrededor de ella, pegando con barro, barro de tu tierra, mezclado con paja y bosta y dejado a fermentar. Y seguí hasta tapar completamente el montículo de tierra o arena. Dejá el espacio abierto para la boca del horno y una abertura atrás y en la tercera parte de la altura del horno como chimenea. Cubrí también la parte externa con barro, capa por capa hasta un mínimo de 3 centímetros y alisá bien. Dejá secar, sacá la arena o la tierra y dale fuego por unas cuantas horas, primero despacho, luego regularmente. Todo el conjunto debe calentarse poco a poco, los ladrillos y el barro con que están pegados debe absorber el calor suavemente, caso contrario se cuarteará el horno. En poca palabras una cocción suave y continua de todo el conjunto con elevación de la temperatura en un largo tiempo. Repetí esta operación varias veces hasta formar una costrita en la cúpula interna del horno. En la parte de la boca podé darle la terminación y la fortaleza dependiendo del cierre que le vas a aplicar".
    Estimado vecino americano, el plano del horno está en tu mente, en tus venas, en tus genes. Y lo hagas como lo hagas, el horno funcionará a las mil maravillas.
    Espero la pronta realización de tu horno y que te comunique otra vez conmigo. Algunas fotitos. Por favor...
    Cordialmente, un abrazo,
    Pasqualino Marchese

Transcurrieron muchos meses, casi un año, y finalmente el 6 de enero de 2004…

  • Pasqualino...
    Meses atrás, te escribí pidiéndote alcances sobre la construcción de un horno de barro...bueno pues estoy en un 95% avanzado y te envió foto previa. Espero inaugurarlo y que funcione antes de mi cumpleaños el 3 de febrero...gracias por tus consejos... chau
    Jorge González
     

Con toda alegría, al día siguiente mi respuesta:

  • Estimado Jorge, muchas gracias por tu mensaje. Tu obra maestra ya está publicada en la página del "horno de barro". Estoy seguro que será todo un éxito.
    Saludos,
    Pasqualino Marchese

Y en seguida:

  • Estimado Pasqualino, la verdad estoy emocionado como un niño porque a cada paso de la conclusión de este proyecto...veo que como decías tú, la construcción estaba en los genes...te escribo y tengo la ropa impregnada de ese olor a madera quemada...y con sinceridad me agrada...hoy he comenzado a calentarlo...no tiene puerta ni chimenea aunque veo que quedó aparentemente bien. Te enviare más fotos. El parecer que quisiera que me des es el siguiente: no quiero ponerle un cobertizo, ¿qué mezcla le puedo aplicar a la cara externa del ingenio? Decirme más o menos que materiales le añado...en el interior e siguiendo tus consejos aplique azúcar rubia en la mezcla...A la espera de tus consejos, estimado amigo, me despido,
    Jorge

 

 

.

Horno de barro en terminación de un amigo peruano

Casi dos años después, con un sorprendente mensaje:

  • Esperando que los años no hayan destruido la memoria de un amigo, aquí me presento: recuérdate de mí, soy Jorge, de Perú, aquel que ayudaste a construir su horno de barro hace ya algunos años. Es estupendo, y solo me resta agradecerte. ¡Un abrazo viejo amigo, más amigo que viejo!
    Jorge


     

Un hombre feliz... Un sueño hecho realidad.

Mensaje de Claudio recibido el 31 de octubre de 2003

¿Hola cómo estás? El motivo del mail es para felicitarte por la página que realizaste, ya que con ella logré hacer mi propio horno de barro sin tener la más mínima idea sobre el tema.  Siempre soñé con tener uno para cuando tuviera mi casa, y buscando y buscando llegué a tu página, la cual me sacó de todo tipo de dudas ya que encontré la información más completa para realizar esta obra, que para mí, es una buena obra de arte.
Por supuesto que antes de escribirte lo probé para ver su buen funcionamiento y, claro, es excelente.

Me llamo Claudio Torres

de Villa Regina -- Río Negro -- Patagonia.

 

Un sueño argentino en México

Mensaje recibido por el Dr. Fernando Castañón

  • Estimado Sr. Marchese, ...
    En fecha próxima le enviaré una foto de mi asador estilo argentino que construí en el patio de esta nueva casa y que ha sido todo un acontecimiento que nos ha permitido unas reuniones memorables con nuestros amigos y familiares.
    Atentamente
    Dr. Fernando Castañón
    Saludos desde México
     
     

 

Sueños argentinos

Ricardo Girolimini de Neuquén, con impulso, habilidad e imaginación, muestra casi finalizado a Aller, su horno de barro.
 

 Aller, el horno de barro de Ricardo Girolimini  El pequeño Girolimini con el nuevo chiche familiar  Ricardo y su esposa mostrando su realización

 

 

Otro horno "hecho en Argentina"

De un mensaje del señor Enrique Carlos, cem2159@yahoo.com.ar , residente en San Clemente del Tuyú, vecina ciudad balnearia a norte de Mar del Plata:

  • Estoy construyendo un horno y al navegar en la web me encontré con este hermoso sitio de donde saqué valiosa información. Te comento que el que estoy haciendo no es de barro, ya que resido en San Clemente del Tuyú y por aquí solo hay arena. Podría traer tierra de otro sitio, pero decidí hacerlo con arena y cal. En cuanto comience la construcción te enviaré imágenes, si es de tu interés.
    Ya se nos hace agua a la boca de pensar los manjares que cocinaremos en el horno a leña. Saludos a todos los hornófilos, Carlos.
     

  • Adjunto le envío algunas fotos del horno que estamos construyendo. El ritmo es lento ya que solo trabajamos en el los fines de semana, si no llueve. Cuanto continuemos le mandaremos mas fotos.

    Gracias y me despido con un gran abrazo.

 

.

A mi, me da la impresión que Carlos es un experimentado ajedrecista del ladrillo...

 

Un mensaje de Heriberto M. Formica  Ciudad Evita - Provincia de Buenos Aires - Argentina del 24 de mayo de 2004  hmformica@hotmail.com

  • ESTIMADO Y DESCONOCIDO SEÑOR MARCHESE: le quiero comentar que siguiendo las instrucciones que se publican en su página, ME CONSTRUÍ CON MIS PROPIAS MANOS un horno de barro de la gran p.... La verdad es que me siento contento porque no se me derrumbó y hace pocos días comencé a usarlo.
    Copié el modelo del horno de la Provincia de Salta que es el que más me gustó.
    Soy Contador de profesión y por supuesto muy afecto a cocinar, sobre todo carnes asadas y pastas.
    Apenas lo tenga totalmente terminado le sacaré una foto y se las enviaré para que se produzcan las críticas pertinentes. Hice un álbum con todo el proceso desde que comencé a construirlo hace casi dos meses (durante los fines de semana)
    Quedo a disposición de todos aquellos que no se animen a agarrar la cuchara, bosta de caballos y buena tierra para comenzar a trabajar y necesiten un pequeño empujoncito. A mí me convenció un amigo que sostuvo que si no lo construye uno, no es lo mismo y me arriesgué a fracasar.
    Siguiendo las instrucciones en forma estricta, no hay manera de meter la pata.
    Un cordial saludo y espero poder conocerlo personalmente pronto.
    Saludos

 

Hoy, 12 de julio de 2004  Heriberto cumple con su promesa:

  • Estimado: cumpliendo con vuestro deseo de que le enviara una foto del horno de barro construido en base a las instrucciones de su página Web, le estoy adjuntando una del día del bautismo de fuego e inauguración (domingo pasado) junto con veinte amigos que se arriesgaron a comer empanadas criollas y un lechón de catorce kilos que (por suerte) salieron bien (algunos dijeron que todo estaba muy rico).
    Ya me había entrenado antes para tomarle la mano porque la verdad, no es tan sencillo.
    Traté de copiarlo del horno de barro que figura en la Provincia de Salta. Es el que más me gustó y lo hice con la misma forma y después de tres horas de meterle fuego, levanta mucha temperatura. Estimo que debe sobrepasar los 350º C y le dura más de dos horas la capacidad de mantenerla e ir largándola.
    Espero que le llegue bien y si me envía una dirección de correo postal, le enviaré un conjunto de fotos que saqué desde que comencé en los cimientos hasta el horno terminado. Posiblemente a alguien le sirva algún detalle de
    la construcción y para que tome coraje y se anime a darle sin miedo a la cuchara y al barro. Si yo que soy contador lo logré y funciona, cualquiera con una pizca de coraje y habilidad puede hacerlo.
    Cordiales saludos.

    Heriberto M. Formica
     

Horno de barro realizado por Heriberto

 

 


El horno en la antigüedad

 

Mujeres moliendo granos de trigo

Horno griego

Horno Hebreo

Horno en Pompeya

Molinería en Pompeya

Molinos en Pompeya

Horno y molinos en Pompeya

Thermopolium y larario

 

Al Horno de Barro

 

El horno de Jorge González en Perú   El horno de Ricardo Girolimi en Neuquén, Argentina   El horno de Enrique Carlos en San Clemente del Tuyú, Argentina   El horno de Heriberto Formica en Ciudad Evita, Argentina   El horno de Miguel Ángel de Canelones, Uruguay   El horno de Miguel Bernárdez de Ourense, España   El horno de la familia Fahn de Bahía Blanca, Argentina   El horno de Germán de Punta del Este, Uruguay   El horno de Héctor Maselis de Valentín Alsina, Argentina   El horno de Beto Conca   El horno de Rubén y Walt de Las Vegas, USA   El horno de Sergio Memoli  en Junin, Argentina    El horno de Luis Humberto Gómez Yepes en el municipio de Guarne, Antioquia, Colombia    El Horno de Hernán Chanove, en Arequipa, Perú

 

              

Pasee por los Sitios de La Cocina de Pasqualino Marchese

Enviar correo a  Contacto  con preguntas o comentarios citando lugar de residencia.
Copyright ©2012  La Cocina de Pasqualino Marchese

Última modificación: 21 de junio de 2014