Los Sitios de La Cocina de Pasqualino Marchese

Principal Arriba Edith Gómez Índice Cocción alim Contenido

El Bolillo

Una historia La Belle Époque La Ciudad de ayer Edificios de ayer Costa Atlántica El Puerto Panorámicas Más panorámicas Otras panorámicas Folclore y Cumbre Peces argentinos Recetas pescados La Paella Los artistas Los hacedores Leone Tommasi Cabo Corrientes Faro Pta Mogotes Museo Ciocchini Club Náutico Asilo Unzué Velas 2010 El Socialismo Las Margaritas Grandes panorámicas El Bolillo El Croché

 

 

Imágenes del IX Encuentro de Encajeras de Bolillo

Mar del Plata 2011

Pulse el icono abajo a la derecha de Picasa para ver las fotos en mayor tamaño.

 

26 de noviembre

Centro de Castilla y León

 

Abierta la inscripción hasta el 11 de noviembre de 2011

Valor de la tarjeta 80 pesos ($80.-)

Depósito en Caja de Ahorro del Banco Francés nº 094/0012529/8

a nombre de González María del Carmen

 

 

Desde la antigüedad el hombre, y la mujer, han querido siempre embellecer sus vestimentas. Las primeras habilidades, únicamente manuales, con el empleo de agujas o palillos, se remontan al comienzo de nuestra civilización occidental, en Asiria, y especialmente en Egipto. Más tarde Grecia acaparró la hegemonía, desde donde el encaje se difunde rápidamente por todo el mediterráneo, precisamente en el sur de Italia, la Magna Grecia, y el naciente y floreciente mundo árabe musulmán que desde el siglo VIII expande e implanta su cultura en Sicilia, en la península ibérica, desde aquí a Flandes (actual parte de Francia, Bélgica y Holanda) y más tarde por el norte de la península itálica. Sin embargo los descubrimientos arqueológicos evidencian la existencia de tejidos a manera de encajes en tiempos remotos, tal como  ajuares funerarios descubiertos en muchos esqueletos en la Cueva de los Murciélagos en Albuños cerca de Granada.

La palabra encaje aparece alrededor del siglo XVI con el significado de "labor tramada, encajada entre dos telas". Su edad de oro fue el periodo entre el siglo XV al XVIII donde todas las clases sociales participaron en las grandes realizaciones y usos de hermosos encajes, sea como pasamanería, sea con adorno en las prendas de vestir y como elemento de transacción comercial entre los países prósperos y vecinos de aquella época renacentista. Pero, he de aquí, que por un motivo que no tengo investigado y que me gustaría saber, Felipe III,  inmortalizado por Velázquez en un soberbia pintura expuesta en el Prado, prohibió el uso de blondas (encaje de seda de que se hacen y guarnecen vestidos de mujer y otras ropas) y encajes, destruyendo el comercio y la centenaria tradición. Y si eso fuera poco, Carlos II, en 1667, abrió las puertas a la importación indiscriminada (la historia tiene siempre antecedentes).  Más tarde, durante el advenimiento de la era industrial, siglo XVIII,  los encajes de bolillos se vieron amenazados por las poderosas máquinas de tejer capaces de reproducir fondos que posteriormente se terminaban a mano, también al comienzo del siglo XIX, un mecánico francés de Lyón, Josep Marie Jacquard (1752-1834), aporta a la máquina de tejer un sistema de selección de agujas que permiten reproducir en el tejido líneas y figuras de todas clase y distintos colores, y dieron el golpe final. Todas esas contrariedades llegaron a detener casi por completo el desarrollo de los encajes.

Los tiempos de esplendor del bolillo son todavía muy tibios. Las laboriosas encajeras de antaño ya no dedican sus tardes en comunes lugares a la charla, a mover palillos en infinitas torsiones, cruces, trenzas, etc. Pero el hombre cuando casi se hace ceniza, es capaz de resurgir, en este caso reconsiderando los valores y la vigencia de las tradiciones, arquetipos de nuestra historia.

Efectivamente, y hablando de lo nuestro, de este hermoso aflorar de la tradición del encaje de bolillos en nuestra ciudad, tenemos que agradecer a la Xunta de Galicia por haber sugerido e impulsado en tan lejana latitud, al Centro Gallego de Mar del Plata, y en designar a la señora Josefina Martínez Carril como primera profesora de encaje de bolillos. A impulsar estos gratos acontecimientos obró el entusiasmo de las señoras integrantes hoy de la Agrupación de Encajeras que a su vez se conectan con otras entidades de La Argentina. Con el auspicio de otras encomiables instituciones españolas, catalanas, leonesas, etc. se han formado otros grupos tan laboriosos y entusiastas en La PLata, Buenos Aires, Rosario y Córdoba.

 

 

Encajeras de bolillo de Mar del Plata. Clase semanal de bolillo en el Salón Rufino Inda del PSD.

Clase semanal de bolillo en Mar del Plata

 

inestfernandez@yahoo.com.ar

 

Ponferrada 2008

Vea el encuentro con la presencia argentina

Señora Esther López de Maturana de Mar del Plata

 

Mail de contacto: Closas de Puig Pepita:  centrecatala@ciudad.com.ar

Búsqueda personalizada

 


 

Reuniones semanales de encajeras de bolillos

Desde el martes 15 de enero de 2008 empezarán las reuniones del grupo de encajeras de Mar del Plata, en el Centro de Castilla y León de Mar del Plata, desde las 16 a las 18 horas.

Las interesadas en aprender el encaje de bolillos o en transmitir su conocimiento y experiencia serán bienvenidas.


 

2.° Encuentro de Encajeras de Bolillos

en Balcarce, Argentina

El sábado 30 de agosto de 2008 se desarrollará en la ciudad de Balcarce el

2.° Encuentro de Encajeras Balcarceñas

Programa

El evento se realizará en nuestra ciudad de Balcarce, el día sábado 30 del corriente mes  de Agosto a partir de las  9:30 hasta  las 17hs.

Con felicidad, anunciamos también que este  año haremos el encuentro en  la   SOCIEDAD ESPAÑOLA  DE  BALCARCE  cita en avenida Del Valle,  entre  calles  14  y  16,  Nº 519.

Tal como en otras oportunidades, les pedimos que nos confirmen cuanto antes vuestra asistencia, para ir preparando los certificados, tarjetas, etc. Esa confirmación pueden hacerla a través de rodriguezpuerto@hotmail.com  o a los siguientes teléfonos:

02266- 420197    02266- 425262    02266- 15674796

Importante

En la presente, les comunicamos que ese día, y dentro del recinto de la Sociedad Española (que dispone de cómodas instalaciones) se servirá el siguiente almuerzo:

ARROZ CON POLLO, GASEOSA, VINO Y HELADO.

Arroz con pollo

 

 

1.º Encuentro de Encajeras de Bolillos de Balcarce - Argentina - Pulse para ver el álbum.

 

La señora Josefa Puerto de Rodríguez participó en agosto y septiembre de este año de Los Torneos de los Abuelos Bonaerenses, presentando un pañuelo de novia hecho de encajes de bolillos (¡con el empleo de 94!).

Cómo era de esperarse, ganó el primer premio de campeona provincial  en esa disciplina.

¡Felicitaciones!

          

 

Encuentro en Mar del Plata

 

El día 24 de noviembre se realizará en Mar del Plata, el

6.º Encuentro de Encajeras de Bolillos,

en el Gran Salón del Centro de Castilla y León, sito en la calle H. Yrigoyen, 2067.

Se ruega a las participantes confirmar su presencia antes del día 20.

¡Bienvenidas!

 

El nuevo sitio de las encajeras de bolillos:

www.elbolillo.com.ar
Grupos de Google
Encajeras de Bolillos de Mar del Plata
Consultar este grupo

 

 

Centros en Argentina

Centro de Castilla y León

H. Yrigoyen 2067

7600 Mar del Plata

En La Plata

 

El Casal de Cataluña

Calle 170, n. 529, entre 42 y 43

1900 La Plata

 

Profesora

Mónica Montes

 monprat@datafull.com

Tel. 0221 470 8828

En Buenos Aires

 

Profesora

Inés Fernández

inestfernandez@yahoo.com.ar

 

En Rosario

rosario@centrecatala.com.ar

Centro de Castilla y León - Sede de los Encuentros de Encajeras de Bolillos de Mar del Plata

 

 

Encuentro de Encajeras de Bolillos en el Pau Casals de Buenos Aires

el 13 de octubre de 2007

con la presencia del grupo de encajeras de Mar del Plata y Balcarce

 

 

 

 

 

 

 

El encaje de bolillos en la tierra de nuestros presidentes

Convocada por la Dirección de Cultura de Río Gallegos (Santa Cruz ), la profesora Mónica Montes, impartió las terceras jornadas de encaje de bolillos .

Las mismas están incluidas en el programa de la Dirección de Patrimonio Cultural de esta ciudad con la característica "Recuperación de antiguas artesanías ".

 

En un marco de gran cordialidad , los alumnos pudieron desarrollar , según los niveles , un programa de aprendizaje del encaje de bolillos adecuado a clases intensivas .

 
 

Las jornadas que se han realizado:

1.a Jornada: desde el 10 a 13 de octubre de 2006

2.a Jornada: desde el 28 al 31 de mayo de 2007

3.a Jornada: desde el 15 al 18 de octubre de 2007

 

 

Los encuentros del bolillo

Las cosas del bolillo

Exposición permanente de encajes

 

Las labores de bolillo

 

 

Pero, a esta altura, ¿cómo encaja nuestro sitio de cocina con las encajeras de bolillos? ¡Encaja! ¿Usted cree que las dedicadas mujeres tienen solamente hábiles manos y no bocas? Tienen  bocas muy dulces y con ellas, durante los encuentros saborean las otras y distintas creaciones tan capaces de realizar... bizcochos, tortas, masitas, bombones... Cosas muy simples.


 

Masitas de limón

Ingredientes: 100 gramos de manteca a temperatura ambiente, 200 gramos de azúcar, 1 huevo, ralladura y jugo de un limón de huerto bien limpio, 350 gramos de harina leudante o harina con agregado de polvo para hornear en la proporción aconsejada por el fabricante.

Preparación: Batir la manteca a punto pomada con el azúcar, incorporar el huevo, la ralladura de la cáscara del limón. Mezclar bien y sumar el jugo de limón y la harina poco a poco. Estirar la masa hasta 4 milímetros de espesor, cortar en forma circular de unos 4 centímetros. Disponer en una lata enmantecada y cocinar normal hasta dorar apenas. Enfriar y guardar en frascos o latas.

 

Torta de coco

Ingredientes: 100 gramos de manteca a temperatura ambiente, 250 gramos de azúcar, 4 yemas, 150 cc. de jugo de naranjas o mandarinas, 200 gramos de coco rallado, 150 gramos de harina leudante.

Preparación: Batir la manteca con el azúcar hasta formar un crema, agregar las yemas y continuar el batido. Entonces incorporar el coco rallado y el jugo de naranjas y por último la harina leudante. Enmantecar un molde de 26 centímetros de diámetro, verter la mezcla y cocinar en horno a temperatura liviana por alrededor una hora. Debe formarse apenas una superficie crocante.

 

Magdalenas

Ingredientes: 4 huevos, 2 yemas, 150 gramos de azúcar, 50 gramos de fécula de papas, 100 gramos de harina, 50 gramos de manteca, cáscara rallada de 1 limón. Azúcar impalpable.

Preparación: En un recipiente de acero, batir a baño María los huevos y las yemas con el azúcar hasta que la mezcla entibie. Sacar del baño María y continuar batiendo hasta que se vuelva  muy espumosa. Incorporar entonces con una cuchara de madera la fécula y la harina mezcladas y tamizadas juntas. Finalmente agregar la manteca derretida y la cáscara rallada del limón. Emplear un molde untado con manteca y enharinado, o varios, propio para dar forma a este tipo de masitas. Verter la mezcla en cada hueco del molde llenando casi por completo. Hornear a temperatura moderada de 10 a 15 minutos. Enfriar, desmoldar y espolvorear con el azúcar impalpable.

 

Chocolate de Las Encajeras

Ingredientes: 5 cucharadas de cacao amargo, 100 gramos de azúcar, una pizca de sal, 6 clavos de olor, 1 litro de leche, agua, 300 cc. de crema de leche fresca, trozos largos de canela en ramas.

Preparación: En una cacerolita, poner el cacao amargo pasado por un pequeño tamiz, el azúcar cuyo cantidad puede variar según su gusto, la pizca de sal, unos 75 cc. de agua y los clavos de olor. Mezclar bien y llevar sobre fuego a una ebullición lenta por 2/3 minutos. Agregar la leche y la mitad de la crema de leche. Calentar moderadamente hasta un momento antes que pueda hervir. Con el resto de la crema hacer una chantilly. Servir en unos vasos con asa (del tipo café irlandés), cubriendo una cucharada de crema batida y  una rama de canela introducida en el centro, como si se tratara de un palillo para revolver.

 

La receta de Felicita

Zurracapote - Es simplemente una de las tantas variaciones de la sangría. Ésta, aportada por la señora Lucia, es la más simple de su género. Sin tener la mínima intención de crear conflictos de paternidad, la bebida es típica de la provincia de Soria y de La Rioja. Es una bebida ceremoniosa y hospitalaria: se bebe durante las fiesta patronales, con vecino y visitantes, conocidos o por conocer. Su preparación nos hace recordar a los romanos y griegos, pues el vino casi nunca se tomaba sólo, se mezclaba con miel, especias y frutas frescas o secas.

Ingredientes: 1 litro de vino tinto, 1/2 litro de vino blanco, 1 litro de agua, 1/4 kilo de azúcar, 2 ramas de canela, 4 limones de huerto.

Preparación: Se cortan los limones en rodajas finas y se colocan en una cacerola con la canela, el azúcar y el agua. Se lleva sobre fuego y se deja hervir suavemente hasta que las rodajas de limón transparenten, entonces se retiran y se agregan los vinos. Se deja enfriar y luego macerar en lugar fresco hasta el día siguiente. Se procede a una buena coladura y se sirve, mejor frío.


De la simpleza se puede llegar a esta casi medicamentosa manera de elaborarla... y bien sirve como postre o para calentarse en una noche de Navidad, delante de un hogar con crepitantes leños y blanca nieve detrás de su puerta.


Ingredientes: 1 litro de vino tinto, 1 litro de agua, 500 gramos de ciruela secas sin carozos, 500 de orejones, 2 ramas de canela, 1 limón, 400 gramos de azúcar. 1/2 vaso de bebida fuerte como coñac aguardiente, etc.

Preparación: Poner a remojar durante unas horas las ciruelas y los orejones en agua tibia, luego en una cacerola, posiblemente de barro, poner el vino, el agua, el azúcar, la canela y la cáscara del limón. Llevar a la ebullición y agregar las frutas bien escurrida. Dejar cocinar 15 a 20 minutos. Unos minutos antes incorporar la bebida espirituosa. Servir en tacitas también de barro directamente del recipiente de cocción.
 

Pasqualino Marchese, Diciembre de 2003

Pulse F11 para Pantalla Completa

Pasee por los Sitios de La Cocina de Pasqualino Marchese

 

Principal ] Arriba ]

Enviar correo a  Contacto  con preguntas o comentarios citando lugar de residencia.
Todos los derechos reservados  La Cocina de Pasqualino Marchese

Última modificación: 31 de octubre de 2017